15 May 2021

Fiesta incompleta en Santa Coloma

Industrias Santa Coloma cedió ante Movistar Inter (2-1) y se quedará sin su final soñada en el Pabellón Nuevo. No tuvo mal de altura y aunque no ofreció su mejor versión, cayó con honor. Lo hizo siendo fiel a una idea de juego sin la rotundidad de sus últimas actuaciones, animado por una grada entregada y mirando a los ojos al club más laureado del fútbol sala nacional. El partido pudo decantarse para un lado o para otro y los detalles acabaron por decidir quién luchará por el título este domingo ante ElPozo Murcia.

 

Decepción y tristeza al finalizar el partido contra Movistar Inter (2-1)

 

 

 

La historia del deporte está llena de equipos que antes de tocar la gloria se forjaron en la derrota. Las experiencias se suman y lo que hoy puede parecer una gran decepción o bien una oportunidad única fallida, con el paso del tiempo, acaban convirtiéndose en el peaje necesario que se debe pagar para alcanzar el éxito. Lo fue Málaga hace cinco meses y lo será también Santa Coloma.  Ni jugadores ni técnicos van a renunciar a una nueva conquista porque Industrias no se rinde.

 

El inicio del partido tuvo marcado color local con un Movistar Inter más sereno y centrado que tuvo las primeras ocasiones y que provocó varias intervenciones de mérito de Borja. Con la entrada de la segunda unidad (Uri Santos, Cardona, Verdejo y Álvarez), Industrias Santa Coloma recuperó el terreno perdido en los primeros minutos. Los de Javi Rodríguez a base de intensidad y de un juego más directo encontraron en una acción brillante del capitán, la oportunidad de avanzarse en el marcador. Cardona cazó un rechazo de Herrero y colocó un 0-1 que dio paso a los mejores minutos de los colomenses que esta noche actuaron de visitantes. Con viento a favor el partido adquirió otro tono. Se igualaron las fuerzas primero y luego pareció que Industrias volvía a situar el partido en el escenario que más le interesaba. A pesar de la falta de conexión con Drahovský, menos participativo que de costumbre, la sensación de que todo estaba bajo control presidió el enfrentamiento aunque en un deporte como el nuestro, nunca nada es lo que parece. En el tramo final un error de los que se pagan caro en este tipo de encuentros permitió a Dani Saldise encarar al meta de Industrias y ceder a Eric Martel que estableció el  1-1 con el que se llegó al descanso.

 

Después de visitar los vestuarios, la segunda parte empezó con un Movistar Inter convencido que la final iba a depender de su acierto con el gol y de sus piernas. Dos grandes paradas de Borja, tres faltas de equipo de los colomenses y una tarjeta en tan solo dos minutos y medio no eran un buen presagio. Pero apareció Drahovský para conectarse al partido y de paso enganchar también a los suyos. Dos grandes oportunidades del eslovaco, de esas que no suele fallar, devolvieron al encuentro a nuestro equipo. Desafortunado en la definición el duelo se le hizo incómodo a los hombres de Javi Rodríguez. El adversario nunca reculó y aunque tampoco gobernó la semifinal, dejó claro que no iba a permitir que le dejaran retratado como pasó siete días antes. Industrias fue un equipo más reactivo con el protagonismo al alza de Borja en la defensa de su portería. La estrategia acabó decantando la balanza para los de Tino Pérez y Lucas Trípodi situó con ventaja a su equipo, de volea y a la salida de un córner. La réplica en este tramo final del partido llegó con el ataque de cinco y con una triple ocasión que bien mereció el empate. Ya no hubo más opciones de lograr ese gol y la final se esfumó al tiempo que la tristeza se apoderó de un Pabellón Nuevo que supo, sin embargo, despedir a su equipo a lo grande.

 

 

FACEBOOK

Últimos Tweets

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más

PATROCINADORES